Servicio memorial para recordar y celebrar la vida de Miriam Alba Gálvez

Miriam Alba-Gálvez
4 de Julio 1970 – 1 de Septiembre 2021

  • Salmo 116:15 Estimada es a los ojos de Jehová la muerte de sus santos.
  • Apocalipsis 4:11 Digno eres, Señor y Dios nuestro, de recibir la gloria y el honor y el poder, porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas.
  • Romanos 8: 35  ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?
  • Para Miriam se acabaron los dolores intensos del cáncer, las lágrimas, los temores, las preocupaciones.
    • Romanos 8: 38-39 Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, 39  ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.
    • Todo creyente en Cristo debe mantener la fe en Jesús y testificar de Él siempre.
  • Miriam compartió su fe con sus hermanos y toda su familia recibiendo el rechazo y burlas de la mayoría.
  • Miriam y todo creyente en Cristo va al cielo por su fe en Jesús y su muerte en la cruz.
    • Jesús, al morir en la cruz y derramar Su sangre, fue a preparar vivienda para que nosotros Sus redimidos, estemos donde El está. (Juan 14:2)
    • Juan 14:6 Nadie viene al Padre sino es por mí.
  • Ni el cáncer ni ninguna enfermedad puede paralizar, dañar el amor.
  • Ni el cáncer ni ninguna enfermedad puede corroer, destrozar la esperanza y fe de un cristiano.
  • Ni el cáncer ni ninguna enfermedad puede destruir nuestra confianza en Jesús.
  • Ni el cáncer ni ninguna enfermedad puede tapar, bloquear los recuerdos.
  • Ni el cáncer ni ninguna enfermedad puede silenciar el valor, el coraje.
  • Ni el cáncer ni ninguna enfermedad puede invadir ni tocar el alma ni sofocar el espíritu.
  • Ni el cáncer ni ninguna enfermedad puede menguar, disminuir el poder de la resurrección.
  • Ni el cáncer ni ninguna enfermedad puede evitar que al cerrar los ojos aquí, volemos a los brazos de Jesús, nuestro bendito Salvador y Dios.
    • 2 Corintios 5:8 …ausentes del cuerpo, y presentes al Señor.
    • Juan 14:1-2 y 6 No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí. 2  En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. 6  Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.
    • Apocalipsis 14:13 Oí una voz que desde el cielo me decía: Escribe: Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor. Sí, dice el Espíritu, descansarán de sus trabajos…
  • La muerte es la puerta de escape del sufrimiento e incertidumbre en la tierra hacia la paz y gozo eterno con Jesús.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.