¿Qué hacer para no quedarme a mitad del camino?

Hebreos 12:1-3 “Por tanto, también nosotros, que estamos rodeados de una multitud tan grande de testigos, despojémonos del peso que nos estorba, en especial del pecado que nos asedia, y corramos con perseverancia la carrera que tenemos por delante. Fijemos la mirada en Jesús, el iniciador y perfeccionador de nuestra fe, quien por el gozo que le esperaba, soportó la cruz, menospreciando la vergüenza que ella significaba, y ahora está sentado a la derecha del trono de Dios. Así, pues, consideren a aquel que perseveró frente a tanta oposición por parte de los pecadores, para que no se cansen ni pierdan el ánimo”.
* Los que se rinden, quienes renuncian a seguir luchando NO inspiran positivamente a nadie.

Sugerencias para no quedarse a mitad de la carrera:

  • Hay que inspirarse en quienes ya han corrido la carrera
    • Cuando se sienta desanimado, recuerde los ejemplos de gente común que usted conoce.
    • Usted puede hacer todo lo que quiera para Jesús sino le interesa quien se lleve los aplausos.
    • Si siente el deseo de hacer algo para Dios, hágalo ahora.
    • Usted puede ser inspiración, sin darse cuenta, para cristianos tiernos en la fe.
  • Prepararse siempre para las luchas y pruebas que van a llegar.
    • …despójese… tire el peso que le hace estorbo…”
    • Pregúntese en su corazón: ¿Qué me estorba en mi carrera como cristiano (a)?
      • Una relación amorosa ilícita
      • Amistades negativas
      • Mal manejo del tiempo o/y malos hábitos
      • Mal manejo del dinero
      • Deshonestidad en el trabajo
      • Mal manejo de la lengua.
        • Las personas chismosas terminan siendo marginadas.
        • Su círculo de amistades se reduce.
      • Mal temperamento (“caracter”)
      • Falta de humildad (altivez)
  • Mantener siempre los ojos, la atención de Jesús.
    • Jesús soportó oposición y burlas, fue perseguido pero jamás se desvió del camino trazado.
    • Un día, todos estaremos de pie en el juicio final y debemos dar cuentas de lo hecho, bueno o malo, a Dios.
    • Nadie, por ser todos pecadores, tiene derecho al cielo. Romanos 3:23.
  • Corra la carrera con paciencia, no se descorazone, no se desanime, no se rinda. Jesús le tiene un hermoso premio al final.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.