¿Puedo mantener mi fe encerrado en la “cueva de mi angustia”?

Salmo 57:1-3 en compasión de mí, oh Dios; ten compasión de mí, que en ti confío. A la sombra de tus alas me refugiaré, hasta que haya pasado el peligro. 2 Clamo al Dios Altísimo, al Dios que me brinda su apoyo. Desde el cielo me tiende la mano y me salva; reprende a mis perseguidores. Selah ¡Dios me envía su amor y su verdad!

  • “La cueva” de su angustia NO es para siempre.
  • Cuando esté “encerrado en una cueva” escoja alabar, orar en vez de protestar y quejarse.

Pensamientos a recordar al estar “encerrados en una cueva” o situación angustiosa

  • La intervención divina, segura, infaltable de Dios. (2) “Clamaré al Dios Altísimo,al Dios que todo lo hace para mí“.
    • El cristiano en angustias, en tormentas, “encerrado en cuevas” es el que hace las “mejores” oraciones.
    • Todo en la vida de un creyente debería incluir a Dios. No puede dejarse a Dios afuera de nada en la vida de sus redimidos.
    • Hay que iniciar el dia orando, orar todo el dia y agradecer por lo que hicimos, al regresar a casa.
    • Un cristiano no debería dar un paso sin estar convencido de la aprobación de Dios.
    • Confiese su pecado, si lo hay, pida perdón y pare de hacerlo. Hable con Dios en su angustia.
    • Asi como Dios me ha ayudado a vivir, confío en que El me ayudará a morir sin temor.
  • La fidelidad inquebrantable de nuestro Dios
    • Dios hace promesas para cumplirlas, todas.
    • Nada crece en el jardin de nuestra alma de manera natural o por nuestro esfuerzo.
    • El Espíritu Santo nos reveló a Jesús. Nosotros no lo descubrimos a Él.
    • Dios y Su fidelidad nunca cambian. Lo que Él fue ayer, es hoy y será mañana.
    • Dios es fiel. Entréguele sus cargas, sus esperanzas, sus sueños.
  • Dios tiene un plan maravilloso y perfecto de principio a final.
    • Pregúntese: ¿Puedo creer que Jesús está usando “mi encierro en esta cueva” como parte de su plan en mi vida?
    • Dios conoce la cueva oscura” por la que estoy pasando, y tiene y tendrá cuidado de mí hasta que Jesús regrese o yo cierre los ojos aquí.
    • Santificación es una palabra teológica que muestra nuestro progreso hacia parecernos más a Cristo.
  • Como cristianos, estuvimos tan cerquita del infierno. Hoy, gracias a Jesús, el cielo nos pertenece.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.