Para que a nuestra fe no le pase lo del Titanic

Predica en Facebook

1 Timoteo 1:18-20 Este mandamiento, hijo Timoteo, te encargo, para que conforme a las profecías que se hicieron antes en cuanto a ti, milites por ellas la buena milicia,19  manteniendo la fe y buena conciencia, desechando la cual naufragaron en cuanto a la fe algunos, 20  de los cuales son Himeneo y Alejandro, a quienes entregué a Satanás para que aprendan a no blasfemar.

  • Ninguna fe fundada en intereses materiales o seres humanos se mantiene a flote.
  • Todo creyente necesita una fe fortísima para mantener a flote su vida y su ministerio.
  • Nos mantenemos a flote en y con nuestra fe, o naufragamos y la embarcación de nuestra vida se hunde.

Consejos para mantener a flote “la embarcación” de nuestra fe en Cristo:

  1. Hay que pelear la buena batalla usando los dones que Dios da a cada creyente. (18a)
    1. La naciente iglesia de Cristo tenía profetas entre los adoradores asistentes.
    2. 1 Corintios 13:8-10 El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará. 9  Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos; 10  mas cuando venga lo perfecto, entonces lo que es en parte se acabará.
    3. Todo don espiritual se da a un creyente para ser usado en el ministerio y para bendición de la iglesia.
    4. Todo creyente recibe por lo menos, dos dones: servir y dar.
    5. El cristianismo es una batalla diaria que debe pelearse con y en el poder del Espíritu Santo. “pelear la buena batalla”. (18b)
    6. El consejo bíblico fue y es pelear al máximo, de todo corazón, con limpieza.
    7. En su batalla por la fe en Cristo, déjese guiar por el Espíritu Santo y caminará siempre con su frente en alto.
    8. Los cristianos también somos retados a dejarnos guiar por la voz de nuestra consciencia.
    9. Caminar con, por y para Cristo NO es fácil pero es una vida de victoria y satisfacción enorme.
  2. Recordar que hay que mantener firme nuestra fe a toda costa para que no se hunda.
    1. Nunca es agradable la imagen de una embarcación que se hunde.
    2. Sino evitamos la entrada “del agua del pecado” a nuestra “embarcación, nuestra fe, naufraga, se hunde.
    3. Si permitimos que nuestra fe naufrague, podemos dañar las vidas de niños y otras personas inocentes.
    4. Nuestra fe puede naufragar sino peleamos la buena batalla.
    5. El cristiano NO debe ni puede pensar en abandonar “el barco” de su fe ni un solo instante.
      1. Nuestra fe puede naufragar sino nos aferramos firmemente a ella.
        1. Un cristiano se mantiene firme con el esfuerzo combinado de su fe y el cuidado de Dios.
      2. Nuestra fe puede naufragar sino mantenemos una buena consciencia. (19-20)
        1. 2 Timoteo 2:16-18 Mas evita profanas y vanas palabrerías, porque conducirán más y más a la impiedad. 17  Y su palabra carcomerá como gangrena; de los cuales son Himeneo y Fileto, 18  que se desviaron de la verdad, diciendo que la resurrección ya se efectuó, y trastornan la fe de algunos.
    6. El cristiano cree que la resurrección de los muertos ocurrirá en la segunda venida de Jesús. 1 Tesalonicenses 4:13-17
    7. Dos decisiones que podemos escoger en cualquier etapa de nuestra fe en Cristo:
      1. Permitir que nuestra fe nos mantenga a flote en los retos de la vida y terminar en victoria con Cristo.
      2. Permitir que nuestra fe naufrague, perder la esperanza y vivir sin Cristo el resto de nuestra vida.
  3. 2 Timoteo 2:15 Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad.
  4. 2 Timoteo 4:7-8 He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. 8  Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.
  5. Apocalipsis 2:10 No tengas miedo de lo que estás a punto de sufrir. El diablo meterá a algunos de ustedes en la cárcel para ponerlos a prueba, y sufrirán por diez días; pero si permaneces fiel, incluso cuando te enfrentes a la muerte, te daré la corona de la vida.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.