El peligro de la lujuria y el adulterio

Mateo 5:27-30 Ustedes han oído que se dijo: “No cometas adulterio”. 28 Pero ahora yo te digo que si alguno mira a una mujer con el deseo de tener relaciones sexuales con ella, en su mente ya ha cometido pecado con ella. 29 Así que si tu ojo derecho te hace pecar, sácalo y tíralo. Es mejor que pierdas parte de tu cuerpo a que todo el cuerpo sea echado al infierno. 30 Y si tu mano derecha te hace pecar, córtala y tírala. Es mejor que pierdas parte de tu cuerpo a que todo el cuerpo sea echado al infierno. PDPT

  • Jesús enfatiza que NO está bien desear sexualmente a otra persona que no sea su cónyuge.
  • Lujuria: Deseo y actividad sexual exacerbados que estimulan o excitan los sentidos. Apetito desordenado e ilimitado de los placeres carnales.
    • Lujuria: ver a alguien, que NO es su cónyuge, con el deseo de tener y gozar intimidad sexual.

Advertencias sobre el peligro real de la lascivia y de caer en adulterio:

  • La necesidad de reconocer el riesgo de que todos corremos de caer.
    • No existe coqueteo inocente entre dos personas que pertenecen a alguien más.
    • La falta de buen trato, palabras bonitas, caricias hace más vulnerable a una mujer para caer en la trampa de la inmoralidad.
    • Cuando la confianza se pierde por un adulterio, solo un acto divino puede restaurarla completamente.
    • El daño hecho por un adulterio nunca desaparecerá en su totalidad.
    • Nadie tiene el derecho de destruir su familia por una relación extramarital.
  • Reconocer la necesidad de cuidar lo que vemos.
    • (29) Así que si tu ojo derecho te hace pecar, sácalo y tíralo.Es mejor que pierdas parte de tu cuerpo a que todo el cuerpo sea echado al infierno.
    • Cortemos, arranquemos la fuente de nuestros deseos lujuriosos, lasciviosos.
    • El cristiano debe cuidar sus ojos de todo lo que aparte su corazón de Dios y de su esposa.
    • Ningún pastor, lider o cristiano regular, debe olvidar que Dios ve y oye todo.
  • Evitar a toda costa llegar a la acción. (v.30)
    • Hay que evitar, intencionalmente, destruir nuestro matrimonio y el de otra persona.
    • Cuidar lo que ven mis ojos y actuar con rapidez para evitar hacer lo que se piensa.
    • Satanás quiere destruir su testimonio, su matrimonio y su ministerio.

Consejos prácticos para triunfar sobre las mentiras de la lujuria, lascivia y el adulterio y/o fornicación:

  • Reconocer la lujuria, fornicación y adulterio por lo que son : pecado.
  • Reconocer nuestra posición de escogidos de Dios.
  • Cortar, cercenar, cerrar o destruir la fuente de la inmoralidad sexual.
  • Si vive una relación de adulterio o fornicación, termínela ya.
  • Buscar con regularidad el rostro de Dios.
  • Buscar con quien compartir sus debilidades, sus fallas.
    • 1 Pedro 5:8 Tengan cuidado y estén siempre alertas, pues su enemigo, el diablo, anda como león rugiente buscando a quién devorar. NBV
    • El diablo nos odia porque somos hechos a imagen de Dios y porque Dios nos ama.
    • Satanás odia el matrimonio porque es modelo del amor de Cristo por Su iglesia.

Hoy, determine que no cederá a la tentación y al pecado de la lujuria y adulterio.
El adulterio y cualquier otro pecado, tiene perdón al pie de la cruz. Venga hoy a Jesús.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.