Dios: ¿Por qué permites tormentas en mi vida?

Mateo 14:22-24 En seguida Jesús hizo a sus discípulos entrar en la barca e ir delante de él a la otra ribera, entre tanto que él despedía a la multitud. 23 Despedida la multitud, subió al monte a orar aparte; y cuando llegó la noche, estaba allí solo. 24 Y ya la barca estaba en medio del mar, azotada por las olas; porque el viento era contrario.

Dios permite tormentas en mi vida para hacerme los siguientes recordatorios:

  • Dios tiene un propósito detrás de cada problema, situación y circunstancia.
    • Todos, incluyendo a los cristianos, estamos expuestos al sufrimiento.
      • Job 5:7 Pero como las chispas se levantan para volar por el aire, así el hombre nace para la aflicción (para el sufrimiento).
    • Dios usa todos los problemas, grandes y pequeños para que crezcamos y maduremos.
      • 1 Pedro 4:12 Queridos hermanos, no se extrañen de verse sometidos al fuego de la prueba, como si fuera algo extraordinario, extraño.
    • Dios usa siempre los problemas para que nos acerquemos a Él.
      • La experiencia más profunda e íntima de adoración a Dios tiene lugar en nuestros días mas oscuros.
      • Buscamos a Dios con todo:
        • Cuando nuestro corazón está roto.
        • Cuando nos sentimos abandonados.
        • Cuando ya no tenemos opciones ni a quien recurrir.
      • Cuando llega el sufrimiento:
        • Nuestras oraciones brotan desde lo más profundo del corazón.
        • Buscamos y anhelamos oir a nuestro Dios.
        • Aprendemos detalles sobre Dios que no aprendemos en otras circunstancias.
        • Debemos hacer tiempo para adorar Dios y platicar con Dios.
      • Sin importar la causa, ningún problema sucede sin la aprobación de Dios.
    • En una crisis o situación angustiosa jamás olvidemos que Dios está en control.
    • Algunas veces, Jesús “nos meterá en tormentas” en nuestra vida para que experimentemos su poder.
      • (22) En seguida Jesús hizo a sus discípulos entrar en la barca e ir delante de él a la otra ribera, entre tanto que él despedía a la multitud.
        • La multitud entendió y nos enseña que si Jesús estaba con ellos, NO necesitaban a nadie más.
  • Jesús nos enseña que en toda situación angustiosa hay que doblar rodillas.
    • (23) Despedida la multitud, subió al monte a orar aparte; y cuando llegó la noche, estaba allí solo.
    • Todo líder de hogar o de ministerio debe orar por las personas.
  • Obedecer a Jesús NO impedirá que lleguen las tormentas a nuestra vida.
    • (24) Y ya la barca estaba en medio del mar, azotada por las olas; porque el viento era contrario.
    • Muchas veces, Jesús “nos mete” a una tormenta por las siguientes razones:
      • Para prepararnos porque vendrá una tormenta mayor en el futuro.
      • Para desviarnos de una tentación.
      • Para llamar nuestra atención, para que mantengamos los ojos en Él.
      • Para ”bajar los humos” a los altivos.
      • Para recordarnos que es horrible enfrentar una tormenta sin Jesús.
    • Si usted está atravesando una tormenta asegúrese que Jesús está con usted en su barca.
      • Hebreos 13:5 …Dios ha dicho: «Nunca te dejaré ni te abandonaré».
      • “Como estuve con Moisés, estaré contigo. Nunca te dejaré ni te desampararé”. Josué 1:5b
  • Jesús siempre llega a tiempo en su problema. Búsque a Jesús. Él puede y quiere bendecirle.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.