Culto memorial hermano Herminio Torres Baez

Promesas que hno. Herminio reclamó al terminar su jornada pasajera por la tierra:

  • Su hogar en el cielo.
    • Juan 14:1-3 No se angustien ustedes. Crean en Dios y crean también en mí. 2 En la casa de mi Padre hay muchos lugares donde vivir; si no fuera así, yo no les hubiera dicho que voy a prepararles un lugar. 3 Y después de irme y de prepararles un lugar, vendré otra vez para llevarlos conmigo, para que ustedes estén en el mismo lugar en donde yo voy a estar.
    • Hno. Herminio está ante la presencia de Dios.
      • 2 Corintios 5:8 …pero confiamos, y más quisiéramos estar ausentes del cuerpo, y presentes al Señor.
    • Hno. Herminio tiene paz absoluta y ausencia total de sufrimiento.
      • Apocalipsis 21:4 Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.
    • Cuando hno. Herminio expiró dejó una “vivienda deficiente” para una mejor.
  • La segruidad de que Jesús regresará por su cuerpo y lo volverá a la vida.
    • 1 Tesalonicenses 4:13-17
    • 1 Corintios 15:36-37, 42-44, 53-57 Necio, lo que tú siembras no se vivifica, si no muere antes. 37 Y lo que siembras no es el cuerpo que ha de salir, sino el grano desnudo, ya sea de trigo o de otro grano;… 42 Así también es la resurrección de los muertos. Se siembra en corrupción, resucitará en incorrupción. 43 Se siembra en deshonra, resucitará en gloria; se siembra en debilidad, resucitará en poder. 44 Se siembra cuerpo animal, resucitará cuerpo espiritual. 53 Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad. 54 Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria. 55 ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria? 56 ya que el aguijón de la muerte es el pecado, y el poder del pecado, la ley. 57 Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo.
    • Para reclamar esas promesas de Dios, el ser humano debe atravesar el río de la muerte.
    • La muerte puede llegar de manera sopresiva.
    • Hoy, en vida, ame, pida perdón si ofendió y acepte el perdón si alguien se lo pide.
    • Hno. Herminio, en vida, buscó el rostro, el perdón y el consuelo del Señor Jesús.
      Juan 5:24 De cierto, de cierto les digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida.
  • Jesús cambia la vida del ser humano. Nos regala vida mejor en la tierra y vida eterna en el cielo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.